ADVERTENCIA: Si lo único que te interesa de Japón son los tebeos, los videojuegos y los teléfonos móviles, ya puedes ir alejando tu desagradable trasero de este blog, porque no eres en absoluto bien recibido. Este es un blog sobre pordioseros, edificios asquerosos, viejas con forma de ele y resacas brutales con sake de pésima calidad.

domingo, 21 de diciembre de 2008

NAVIDADES (SEGUNDA PARTE)

Sin duda las mejores navidades de mi vida, a miles de kilómetros de toda la parafernalia que acompaña las navidades europeas, y además, como Rie cogió un resfriado y no salió de casa en una semana, en solidaridad con ella decidí no salir yo tampoco, así que me atrincheré en mi habitación a estudiar japo y durante tan señaladas fechas me pasé el día sin hacer otra cosa, excepto un par de visitas a la biblioteca de Nakanosima, ese oasis de civilización entre hostilidades máximas de rascacielos. En la foto, ese edificio bonito de tejado verde del centro. (En primer plano, el puente que persigue al río en lugar de cruzarlo)


Además, pese a lo que dije en el artículo anterior, las navidades en Japón no son tan importantes como parecía en un principio. Los centros comerciales y las empresas fabricantes de productos desinfectantes del cuerpo humano hicieron bastante ruido al respecto desde finales de octubre, pero al final los japones no tragan demadiado on el asunto, así que a parte de las barbies y de los beckhamsitos afeminados, (en sus versiones locales) en realidad el seguimiento de este festival tan absurdo es casi nulo en los barrios de Osaka.

Otra cosa son las tajas y de fin de año, deporte mucho más positivo y que en Japón tiene una gran aceptación. Por supuesto me refiero a esas reuniones que todo el muno llama "cenas" (de empresa, de clase, etc. ) cuando en realidad son meras excusas para doblarse o para intentar emborrachar a alguna compañera de trabajo que nos pone. Como el papeo y el chumeo son dos componentes fundamentales de la cultura japonesa, las tajas navideñas tienen gran importancia en el país en el que un café con leche es más caro que un bocadillo.

Para no ser menos que los japoneses, este año le comí la cabeza a mis compañeros de clase (chinos, taiwaneses y coreanos) y nos fuimos todos a cenar a una izakaya o izaskaya. Las izakayas son el equivalente japo a esas tabernas y antros oscuros de vinito y tapas que por desgracia están desapareciendo del centro de las ciudades españolas y siendo sustituidos por franquicias yanquis que todavía nadie ha explicado qué demonios aportan. Las izakayas son tugurios estrechos y tétricos donde el menú prácticamente se reduce a cerveza, sake y cuatro o cinco tapitas. Lugares maravillosos en los que me pasaría el día metido si no fuera por el alto precio de la chela en Japón. Sale mejor comprarse una lata de sake o de cerveza de 7 grados y bebérsela en un parque. Como en Japón no existe ni PP ni PSOE, se puede comprar y consumir alcohol en cualquier sitio y a cualquier hora.

Pues a lo que iba, al principio la taja de clase se presentaba un poco fría, pero ello duró hasta que mi compañero taiwanés, el venerable señor Go (no confundir con el venerable Ko, que es mi otro amigo de Taiwán); pues como decía, el venerable señor Go, que es el tipo que me regaló su bicicleta a cambio de una caja de chelas, la noche de la cena de clase se lió a pagar chelas y tapitas a diestro y siniestro y el resultado fue espectacular.

El venerable señor Go, aunque viste como un mendigo, pertenece a una de las familias más distinguidas y acaudaladas de Taiwán. De hecho su padre es un importante político perteneciente a la facción proyanqui y antichina que ha gobernado esa isla hasta el año pasado. Aunque hasta ahora siempre he simpatizado con el otro partido, el venerable señor Go ha sido hasta ahora uno de mis máximos benefactores en Japón, concediéndome taja y bicicleta. El venerable señor Go ha vuelto ya a Taiwán y no volverá a Osaka. Larga vida al venerable señor Go.

Totalmene tajados, decidimos subir al edificio más alto de Osaka. Aunque no soy partidario de esos inhumanos colosos de vidrio, ya que existen, los prefiero de diseño elegante antes que los estúpidos rascatas piramidales que la alcaldesa ha ido diseminando por la ciudad de Valencia. Además, el Umeda es realmente espectacular para finalizar la taja, con un mirador al que se accede por un ascensor exterior y por una escalera mecánica suspendida en el vacío no apta para cardiacos. Las vistas de Osaka dignas de una peli yanqui, junto con las otras fotos de la taja prenavideña de clase las podéis ver en el blog del venerable señor Go.

Aunque la entrada es algo abusiva, unos 5€, te puedes pasar allí arriba el tiempo que te de la gana, bebiéndote tus chelas traídas de casa e incluso, como está 24 horas abierto y está oscuro hay silloncitos incluso quizás sea posible dormir. Así que, ya que en Osaka apenas hay sitios donde puedas estar gratis, y el invierno es realmente frío, vale la pena ir ahí a tajarse con tus propia chelas antes que meterte en un bar.

De mi propia cosecha, cuando volví a subir al rascata una semana después con Rie, son las siguientes fotos, entre la que destaca la del famoso edificio atravesado por una autopista, edificio que los osakiotas conocen como el "edificio redondo", sin más, nombre que a mi entender no capta bien la esencia de ese sitio.




Esas fueron básicamente mis navidades. En año nuevo hice un viaje a unos lugares asombrosos del Japón profundo rural no turístico. Ya os lo contaré en futuras entregas. Eso, el reportaje sobre pirular por Osaka con la peor bicicleta de Osaka, y también mi ascenso fulgurante en mi escuela de japonés, donde he pasado del grupo de los imbéciles a al de los medianamente imbéciles.

6 comentarios:

El profeta Azul dijo...

Una pena que el venerable Go se vaya porque me hubiera gustado tomar unas xelas con el y luego entre todos partirle las piernas al gordo ese que no quiere salir a la calle.
Por cierto, importante: No logro ver ninguna foto en el blog del venerable Go, solo aparece una china o japonesa con una bolsa blanca presuntamente esta en fase de comprar mierda de moda, pero no aparece usted ni ningun otro indicio de taja o xela, quizas el venerable Go sea el que esta con esta chica, el blog no se entiende, expliquese hombre!

Gora el venerable Go!

Makazi dijo...

Jolin viendo las fotos me doy cuenta que si que es realmente fea la ciudad.... no como me imaginaba, cuando este alli (si la economia me lo permite) si los horarios de su nueva clase se lo permiten kiero visitar tb la japon no turistica... que seguro es mejor que la otra.

El profeta Azul dijo...

Osaka no creo que sea muy turistica, es un punto estrategico como Bilbao para visitar lugares mejores y ademas disfrutar de los excelentes pordioseros y viejas en "L" que ofrecen sus calles sin aceras segun tengo entendido.

Elvar dijo...

Por una pate es un punto estratégico porque está en el centro de Kansai, que es, digamos, el equivalente a Andalucía en Japón, donde están los lugares más monumentales y tradicionales del Japón. Por otra parte, se trata de una ciudad que pese a su fealdad casi monstruosa tiene sin duda un encanto propio con toda su curiosa fauna urbana, así que es un placer en sí misma. Así que el Profeta tiene razón.

En cuanto a las fotos, hay 98 fotos de la taja a las que se accede pinchando sobre los comandos "previous" y "next" de la propia página. No hace falta ser un experto en física termonuclear como el venerable "Terillas" para comprender eso.

El profeta Azul dijo...

Pues ahora si que funciona, cuando le di yo daba error, la mitad de las fotos son basura pero la otra mitad son excelentes, usted con todos los japos.
El Venerable Go no es demasiado feo para tener una novia tan casi-guapa como esa?

Elvar dijo...

Me alegro de que haya visto las fotos. Simplemente le aclaro que entre las personas que hay conmigo en las fotos no hay ningún japonés, pues son todos los que aparecen son taiwaneses, coreanos y chinos, y en cuanto al venerable señor Go tiene todas las novias que quiere porque se trata de un tipo a la vez jovial y venerable