ADVERTENCIA: Si lo único que te interesa de Japón son los tebeos, los videojuegos y los teléfonos móviles, ya puedes ir alejando tu desagradable trasero de este blog, porque no eres en absoluto bien recibido. Este es un blog sobre pordioseros, edificios asquerosos, viejas con forma de ele y resacas brutales con sake de pésima calidad.

lunes, 15 de diciembre de 2008

LAS NAVIDADES EN JAPÓN

Una de las cosas peores de la Navidad en España, incluso peores que la propia Navidad, es la de los pesados despotricando sobre la Navidad y quejándose de cuánto ha degenerado la Navidad, que antes era una celebración familiar y religiosa, llena de buenas intenciones, pero que fue degenerando hasta convertirse en pura especulación urbanística y consumismo desenfrenado.

Pues bien, en Japón esos tipos no tendrían motivo alguno para quejarse, pues en Japón la Navidad no se ha degenerado en absoluto, ya que fue puro consumismo desde el principio, nunca
pretendió ser otra cosa y nunca dejó de serlo.

A pesar de que se celebran por todo lo alto, con el típico prenavidad absurdo que en el país donde un bocadillo es más caro que un café con leche empieza a comienzos del mes de noviembre y poco a poco se va exacerbando con árboles de navidad en las casas, Papá Noeles, tarjetas de felicitación, centros comerciales, y toda la basura que acompaña estas fechas; los japoneses no tienen ni la más remota idea de porqué se conmemora la Navidad, y ni mucho menos que lo que en realidad están celebrando es el cumpleaños de Dios.

Por lo tanto, la Navidad en Japón es mejor que en España porque sólo tiene el lado consumista, sin tener nada que ver con la religión que más daño ha hecho a la humanidad en general y a los niños en particular.

Me han llegado a preguntar si en España también hay Navidad como si las navidades fueran un invento japonés luego exportado al resto del mundo igual que la Play Station; las navidades en Europa sonaran como algo exótico, y lo de los horribles rascacielos y los pasos a nivel decorados con absurdas lucecitas de feria fueran tan normales como el bocadillo de tallarines.

A menudo ironizo sobre esa cuestión con mi compañero de residencia taiwanés. Cuando le preguntó por qué se celebran las navidades en su país, el tipo se ríe de su gobierno proyanqui y dice que en su país hay vacaciones los días en que hay vacaciones en Estados Unidos.

El superconsumismo japo se acentúa en navidades en el país que es como Benidorm en agosto aunque sin playa y 30 veces más grande, pero como ya durante el resto del año es de por sí exagerado, tampoco cambia demadiado.

En cuanto a mí mismo, como soy un estudiante pese a tener casi 40 años, me voy de vacaciones el día 19 y no vuelvo a tener clase hasta reyes o por ahí (aunque aquí reyes no hay, afortunadamente), así que supongo que durante un tiempo dejaré de actualizar este blog y también los otros.

Durante ese periodo hay varios viajecitos programados incluyendo una estancia en uno de los hostales más baratos y cutres de de Japón, perdido entre las montañas y con aguas termales alrededor, esas "piscinas" que tanto le molan al Profeta Azul.

Este miércoles tampoco hay entrega del blog porque voy a recoger la bici del tipo que se larga, así que daré unas cuantas vueltas por el barrio e intentaré llegar a mi escuela en bici.

Finalizo con unas fotos del sábado pasado que fuimos al festival llamado Kobe Luminarie (神戸ルミナリエ). ¿Os suena de algo?



Sí, nano, la calle Sueca en fallas. Se trata de un festival que se lleva a cabo todo los años en la ciudad de Kobe que está pegada a Osaka y que es famosa por sus vacas a la que unos tipos dan masajes, bañan en sake de calidad y ponen música clásica para que luego la carne que se produce salga mucho más tierna y deliciosa (imaginad luego el precio de esa carne).

El festival consiste en lucecitas en recuerdo de las víctimas del famoso terremoto de Kobe de 1995 que mató a a decenas de miles de personas.

También hubo un concierto de アイドル o aidoru (que es la pronunciación japonesa del término inglés idol).

Preadolescentes japonesas con faldita cortísima cantando pop industrial estúpido, más estúpido aún que el pop estúpido que se oye en España, y entre canción y canción cada una de las componentes del grupo se presenta hablando con voz de niña pequeña.

Me estaba muriendo de risa y preguntándole a Rie si era una broma hasta que oí que unos viejos salidos gritaban el nombre de la cantante, y además Rie me explicó que hay también un preadolescentes japonesas que luego se visten igual y hablan igual porque también quieren ser famosas, y entonces reparé en que lo de las アイドル va en serio y además es peligroso, y en cualquier país normal estaría prohibido, y de hecho están aumentando los crímenes sexuales contra chicas jóvenes en todo el país, pero esta industria mueve millones en Japón y en Japón hay cientos de normas absurdas que regulan como tiene que sentarse la gente, saludar, moverse y hablar, pero sin embargo a las grandes empresas no se les puede ni estornudar.

Como no tengo fotos del evento, os dejo un link a un concierto aleatorio de aidoru en youtube.

Volveré para desearos un 2009 aún peor que el 2008.

Que tengáis una Navidad pésima, alejados de vuestros familiares y seres queridos y sin apenas dinero.

6 comentarios:

El profeta Azul dijo...

Por favor quiero ir a una mierda de estas, no se si podré soportar mas de 5 minutos pero esto solo se ve en un pais como el suyo.
Le habia enviado un mail preguntando que eran las fotos que pone en el post, ya lo entendi

Maria dijo...

Como siempre un punto de vista muy personal... que usted lo pase bien en todos sus dias de fiesta aqui yo por lo menos seguire trabajando para que el pais no caiga en una crisis peor...

unión dijo...

oiga y el horno de los borrachos tambien estaba?

Elvar dijo...

Que es la mierda que quiere, lo de las cantantes adolescentes en faldita o lo de la Calle Sueca. Por cierto, Union, no hay horno de los borrachos, pero las convinience store estan abiertas 24 horas al dia y venden chumeo y papeo a precios modicos a cualquier hora, en especial cerveza strong tenis a euro y pico incluso de madrugada y unas bolas chinas al vapor rellenas de carne que se comen acompanadas de nostaza hiperpicante para chuparse los dedos, el paraiso, nano!!

El profeta Azul dijo...

Las de las falditas y romperles las piernas con una barra de hierro

Anónimo dijo...

Jolin PAC a ver si ya vamos escribiendo.... que me aburroooo casi tanto como el profeta azul... y eso ya es decir...